Alergia estando embarazada

¿Sufres de alergia estando embarazada?

La primavera la sangre altera, y más si estamos en un proceso de embarazo, todo se maximiza y nuestros sentidos están más alerta para sentir los efectos característicos de esta época del año, las alergias.

La primavera, sus bonitas flores y paisajes nos traen lo que ya conocemos como alergias primaverales, una hipersensibilidad a algunos elementos como el polen, las gramíneas u otros muy comunes en esta estación, que acaban provocando trastornos inmunológicos en nuestro cuerpo.

Si una alergia te incomoda, estando embarazada es posible que todavía te genere más preocupaciones de las habituales. ¿Me puedo seguir medicando? Y si me estoy vacunando ¿Puedo seguir haciéndolo? ¿Tendré síntomas más fuertes ahora que estoy embarazada? ¿y el bebé?

Si bien hay varios tipos de alergia, quizás la más común y la que más trastornos nos provoca, es la alergia al polen.

El polen es una de las alergias más frecuentes sobre todo cuando hablamos de una serie de plantas como pueden ser los olivos, el ciprés o las gramíneas. No esta muy claro el motivo, pero en especial estas plantas segregan un tipo de polen que afecta más a las personas más sensibles.

La mayoría de mujeres embarazadas con alergia al polen, no suelen manifestar complicaciones durante los nueve meses de gestación y si lo hacen, estas no suponen ningún riesgo para el desarrollo del bebé.

La naturaleza es sabia y en alguna ocasión, alguna embarazada con problemas de alergia reconoce sentirse mejor durante este período, pero son cosas puntuales ya que por norma general el proceso es similar a cuando no lo estaban.

Igualmente, es muy importante usar a nuestro médico especialista más que nunca ahora, y llevar un buen control de los síntomas y de los diferentes tratamientos.

Muchos de los medicamentos, no podremos usarlos, por tanto será nuestro medico el que nos asesore. Si nos estamos vacunando, es un capítulo aparte. Si bien la administración de la vacuna no es recomendable, hay situaciones en las que es mejor estar inmunizados por la vacuna que sufrir los efectos de la alergia, pero siempre será nuestro medico el que nos guie en esta decisión.

Enfermeras pediátricas

¿Qué podemos hacer para tratar la alergia?

Tenemos varios tratamientos que los alergólogos recetan para este tipo de alergias, aunque se hará de forma individualizada dependiendo del grado de los síntomas que cada una tenga en el embarazo.

  • Los antihistamínicos son los más usados. Sabemos que en menor o mayor medida llegaran al bebé a través de la placenta, pero habrá que consultar con el médico y encontrar el más seguro durante el embarazo.
  • Los corticoides ayudaran para el problema del asma. Éstos son más delicados, aunque está comprobado que tomados de forma inhalada no perjudican al bebé. Los que pueden provocar alguna complicación en el embarazo son los llamados corticoides sistémicos, como por ejemplo, la prednisona (conocido comercialmente como Dacortin), o la dexametasona (conocido comercialmente como Fortecortin), y alguno más de los que nuestro medico nos pondrá en alerta.
  • Los broncodilatadores inhalados para el asma también son muy usados. La mayoría de éstos no presentan ningún riesgo en el embarazo, es más, los médicos reconocen que más peligroso es sufrir una crisis asmática durante la gestación que usar algún broncodilatador para evitar la crisis.
  • También tenemos las vacunas como tratamiento para este tipo de alergia. Han comprobado que éstas no suelen dar complicaciones durante el embarazo ni se asocian a malformaciones en el bebé. Si es recomendable, según los expertos, no introducir o probar nuevas vacunas que no se hayan administrado antes del embarazo.

¿Qué nos puede ayudar con los síntomas?

  • Informarte de los días de más concentración de polen de tu zona es muy recomendable. En esta época es muy frecuente escuchar esta información en la televisión o la radio, pero igualmente en internet podemos encontrar multitud de páginas que hablan sobre esto.
  • Los días de mucho viento o tormenta, son los peores para dar paseos, el polen se desplaza de un lado a otro de forma rápida por tanto intentaremos evitar al máximo estos días.
  • Si no puedes evitar el salir en los días de más concentración de polen, puedes colocarte unas gafas que te hagan una buena protección para tus ojos y una mascarilla humedecida si tu alergia es más fuerte en la boca.
  • Si viajas en coche, con las ventanillas cerradas y si estas en casa también. Si Alergias estando embarazadaconsideras que hay que ventilar, mejor hacerlo en las horas del mediodía cuando las concentraciones son inferiores.
  • No seques la ropa en el exterior de tu casa, ya que el polen se queda impregnado en ella.
  • Evita ir al campo y a zonas con abundante vegetación.
  • Limpiar el polvo con una aspiradora y trapos húmedos. Puedes fregar la habitación donde duermes antes de ir a la cama para humedecer el ambiente.
  • Ducharte al llegar a casa te ayudará a eliminar el polen que puedas llevar en el pelo y el cuerpo.
  • Varias veces al día puedes aplicarte alguna irrigación nasal con agua de mar o suero para mantener las vías aéreas limpias y evitar la congestión nasal.

Para salir de dudas y no realizar ninguna acción que pueda perjudicarte a ti o tu bebé, lo primero es informarte con tu alergólogo y concertar una visita durante la gestación si no la tenemos planeada, y si le dices que estas embarazada seguro que te da cita para lo antes posible.

Por otro lado si estamos dando el pecho, la alergia puede hacer la cosa más complicada, sería recomendable consultar con tu especialista las mejores vias para que no interfiera con el proceso.

Lactancia Materna

No hay comentarios.

Agregar comentario

Aquesta web utilitza Cookies
Acceptar Cookies
x